Premios FEPAL

Premios Fepal 2022

Nos complace realizar el lanzamiento de los Premios FEPAL 2022. A continuación, les dejamos los links de acceso a las bases de los concursos. Esperamos que muchos colegas participen de en las diferentes áreas de trabajo que componen los premios.

Te dejamos las bases de cada uno:

Premios Fepal Bases 2022

Descargar

Premio Psicoanálisis y libertad 2022

Descargar

Autorización para publicar premios Fepal 2022

Descargar

La fecha máxima e improrrogable de presentación de los trabajos, es el 30 de abril de 2022.

Premiados

Semblanza Goldstein - Agradezco a Moises Lemlij y a la FEPAL

Agradezco a Moisés Lemlij el premio otorgado a Raquel y Néstor Goldstein, en FEPAL. Merecido reconocimiento a una trayectoria en el psicoanálisis, única. Los aportes al psicoanálisis latinoamericano y a la vida institucional de las sociedades psicoanalíticas.

Única porque mas allá de los aportes científicos, clínicos, sponsors en constitución de sociedades, supervisiones, construyen una red de amistades y de vínculos que hace honor a la naturaleza de la FEPAL, la IPA y la idea de los pioneros del psicoanálisis Argentino: abrir el campo psicoanalítico a la difusión, la trasmisión, sin dilusión.

Menuda tarea me pide Moisés de hacer una semblanza de Raquel y Néstor Goldstein, mis padres. Y Situación afortunada, en sus términos, ya que siendo yo actualmente presidente de la APA, me honra especialmente y compromete en una semblanza como esta.

Voy a dar unas pinceladas para acercarles a ustedes un recorrido, rico y extenso de más de 60 años, de Raquel y Néstor Goldstein: una vida dedicada al psicoanálisis, a las instituciones psicoanalíticas y a una clínica, ampliada.

Raquel y Néstor se conocieron en la facultad de medicina de Buenos Aires, estudiaron juntos. Estudiaron mucho. Y siguen juntos, y estudiando mucho. 

Se graduaron con diploma de honor, los dos. Luego en la residencia en el Hospital Vélez Sarsfield, poco antes de casarse, descubren por medio de un colega, Tito Schust, a partir de los libros que el leía, a Freud. Interesados por el tema, Raquel, con la frescura de la juventud, y de su personalidad, se acerca a la sede de ese entonces de la APA, creo que en la calle Anchorena, y le dice a la secretaria famosa Ester: “vine aquí porque quiero ser psicoanalista”. 

Así se inicia un recorrido que hoy sigue vigente, con la modernidad y la osadía, de los primeros tiempos para llegar a pensar en los nuevos desafíos de nuestra disciplina, y que la vida misma nos expone.

Formación, extensa y rigurosa, que se inicia con el análisis con los Garma, Néstor con Betty, Raquel con Ángel, grupo de estudio con Arnaldo Rascovsky, y el maravilloso entramado de amistades y grupos de estudio en los que el tema central siempre era y es el psicoanálisis. Y la APA. La APA fue, y es su casa, la vida nuestra estaba ligada a la  vida institucional, de una manera natural, y diría, amorosa. Amistades, enseñanza, intercambios con pares y con los pioneros de APA. El vínculo cercano con los Baranger, Mom, Aslan, Susana Ferrer, los Badaracco entre otros era constante, las reuniones del domingo, para discutir los trabajos de cada uno eran algo estable. Y también los debates políticos. Todos ellos estuvieron presentes junto a Jaime Szpilka, y otros queridos colegas en los grandes cambios que generaron la posición plural y pluralista de APA a partir de la reforma del 74. Era un caldero vibrante de pensamiento y propuestas productoras de un psicoanálisis vital, transformador. ¿Qué pensaran ahora?

Siempre los vi a ellos, como un equipo, que van remando juntos, o como los delfines, que nadan juntos toda la vida. Discuten,  debaten se acompañan, construyen un proyecto abierto y en permanente enriquecimiento.

Esa etapa, estaba plena con la concurrencia de colegas de toda América Latina que venían a formase en APA, y a intercambiar debates clínicos. Julio Aray, Inaura Carneiro de león, Serapio Marcano, Dantas, Pastrana, Simoes, el mismo Abuchaem que hizo escuela en BA, muchos colegas queridos y solo nombro algunos.

Esto da la pauta de la cercanía de APA con el psicoanálisis en América Latina, y el compromiso de Raquel y Néstor en contribuir a el psicoanálisis latinoamericano desde siempre.

Su característica, si es que puedo decir algo que identifique su posición, fue, y es la rigurosidad científica y clínica, y por sobre todo la generosidad y disponibilidad, para compartir, abrir el juego, y dar su conocimiento. A mi entender, Brillante.

Una generosidad y dedicación al psicoanálisis y a las instituciones, natural.

Ahora voy a hablar de cada uno de ellos, -el extenso curriculum lo van a encontrar pronto en la web-, no se trata solo de eso. Es una semblanza.

Raquel, y no me preocupa decirlo, es una de la personas y colegas más respetadas y valiosas en el psicoanálisis latinoamericano, e internacional. Me consta. En una combinación singular porque a su incesante contribución psicoanalítica se suma el aspecto humano. Es una mujer querida por todos, y valorada. Además, como le dijo Garma, que la veía Hermosa. Siempre se hizo tiempo, mas allá de lo especifico de la trasmisión y difusión del psicoanálisis, para el momento humano, en que alguien, sin importar quien, necesitaba ser escuchado, y una palabra. Y que palabra la de Raquel. Produce un efecto de apertura, terapéutico, de aprendizaje. Todos quieren escuchar nuevamente a Raquel.  Ella Siempre esta con un libro cerca. Sus libros verdes (obras de Freud), son como cuadros, llenos de colores, indicadores y notas que hace de ellos un hipertexto en dialogo que tengo el placer de haber visto. Me gustaría compartirlo con ustedes. Luego el descubrimiento de Winnicott y Lacan, a través de los grupos de Willy. Y las inconmensurables lecturas constantes de lo mas variado o interesante. O tal vez es que su lectura aguda es la que renovaba el descubrimiento de cada texto. Investigadora incansable, por deseo, siempre ofreciendo a sus colegas, alumnos, amigos, algo del menú de sus descubrimientos. Aun hoy, cuando vengo a visitarlos, Raquel me dice seductoramente: “encontré un libro aquí, creo que te puede interesar…” y me muestra a lo lejos, algo, por ejemplo, un libro sobre perversión. Otro día, uno sobre la institución y el poder.

Ha hecho grupo de estudio, sobre el poder, pero también sobre autores, y temáticas problemáticas. Incalculables. No solo en APA, durante años mas de 15 enseño en el sur de Brasil. Y también en muchos países de América latina. Eran tiempos en los que iba en un fin de semana largo, y daba clases supervisiones, formaba un estilo. Non stop. Podía estar mas de 8 horas trabajando, viernes sábado y domingo. Y luego de vuelta a buenos aires. Enseño Piera, Winnicott, Freud, y las lecturas renovadas de las intersecciones hoy tan valiosas. 

Fundadora de los espacios y Encuentro Winnicott latinoamericano, que llevan casi 30 años, con un grupo de colegas que se sigue renovando y relanzando. Y como un maestro genial, no hizo escuela. trasmitió psicoanálisis puro y fuerte, abierto y plural, sin dilución. Fue representante en el Board de IPA, siempre respetada y consultada en el ámbito internacional. Clases grupos análisis, supervisiones. O breves encuentros, nadie quedaba sin decir, lo que aprendí con Raquel, o me cambio la vida. Los congresos, los debates políticos institucionales. El coraje de los pioneros esta en ella, coraje, fervor psicoanalítico, y como lo dije, un toque, que siempre te dejaba pensando. Una clínica y pensadora de lo femenino de avanzada, y de los casos de lo que hoy llamamos clínica contemporánea. Gracias Raquel, que honor aprender contigo.

Néstor, ha tenido una fuerte injerencia en la historia de las instituciones. También sólidamente formado en una clínica rigurosa y clara, despliega una capacidad de la mirada panorámica y serena de los hechos. Y del psicoanálisis. Y de las instituciones. Su capacidad de trasmisión lo acerco a una gran pasión que es el cine. Y combino sus pasiones creando un dispositivo que llamó “cineanalisis” que luego fueron seminarios y grupos de comisiones. Néstor, es un moderno. Lo que quiero decir es una mente moderna, abierta siempre a los nuevo, desde la tecnología, hasta el psicoanálisis. Habilitando siempre la potencia innovadora de nuestra disciplina.

Es sabido de que fue presidente de APA, director de institutito, y profesor de seminario por años, entre otros cargos.

En este contexto es importante recordar que Néstor fue uno de los fundadores de la FEPAL, cuando antes se llamaba COPAL.  Crea FEPAL, con un criterio de circulación democrática de la federación, producto de numerosos viajes y diálogos de Nestor con presidentes de toda América a latina, como lo comento en una entrevista que le hizo el departamento de historia (pronto la verán publicada). En plena efervescencia de riesgos de ruptura de COPAL, es convocado para formar la federación. Colegas de México, Brasil y sociedades de América Latina, son parte del diálogo para llegar a construir FEPAL, con estatutos y apertura que siguen siendo renovados en un Work in progres. Néstor viajo por toda América latina, (no existía la virtualidad) como sponsor de muchas nuevas sociedades. Como asesor, como supervisor. Recuerdo sus viajes y anécdotas Recife, Rio de janeiro, Porto Alegre, Sao Paulo, Perú, Colombia, innumerables encuentros. La capacidad de ver y trabajar las complejidades de las instituciones y sociedades, son un arte natural, para Néstor. No hay discurso del amo, ni histérico. En el siempre hay discurso psicoanalítico. Esta característica se reflejo también el apertura y desarrollos que hoy se ven renovado en lo que se llama el campo, la comunidad o el territorio. Néstor trabajaba muy bien con equipos y grupos, para aerolíneas y los problemas del factor humano, por ejemplo, donde lo humano en clave psicoanalítica era descubierto como factor de prevención. Psicoanálisis, y la institución, fue y es su vida. Cuando lo voy a visitar, lo primero que me pregunta es ¿que tal APA?

Como ven, es poco lo que puedo decir de Raquel y Néstor, para una semblanza justa. Soy su hija, también tengo un hermano que quiero. Mucho. Claro, podemos decir mucho mas, y lo merecen. Los comentarios que recibo en las redes donde publique el premio de Moisés que en el congreso de FEPAL otorga a mis padres hablan mas que mi breve semblanza. Tal vez, en un texto mas amplio podría incluirlos. Tal vez es lo que realmente los representa. Una semblanza justa requeriría mucho mas, pero creo que mi casi recuerdo vivencial compartido aquí y ahora, con ustedes, es un punto de partida para que los que no los conocen, los conozcan un poco, así como con el homenaje que agradezco a Moisés, nuevamente y a la comisión directiva de FEPAL,  que sea acompañado de estas palabras, seguramente, palabras de honor y de amor.

Muchas gracias

Gabriela Goldstein

es_MX